TEQUILA

Tequila

Si hay un paseo imperdible en Jalisco, ése es sin duda Tequila, una región que ostenta la denominación de origen de la codiciada bebida con el mismo nombre. Sólo el producto de los agaves azules que crecen en estas tierras tienen derecho a llevarlo. Gracias a la popularidad de la bebida, cada día son más las haciendas que abren sus puertas a los visitantes para descubrir los secretos detrás de la fabricación de este destilado.

Actividades

Industrias tequileras

 

Resulta obvio que ésta es la cuna de la bebida más representativa de México, por eso lleva su nombre y ostenta la denominación de origen. También está de más aclarar que las mejores casas de esta bebida, antes conocida como “vino de mezcal”, ofrecen degustaciones de sus mejores productos en medio de explicaciones sobre los procesos de destilación, que de paso acaban con algunos mitos sobre la manera de beberlos. Siempre cae bien conocer esta región, pero lo mejor es ir el último sábado de noviembre al segundo domingo de diciembre, cuando se celebra la Feria del Tequila.

Industrias tequileras

   

Naturaleza y ecoturismo

 

A la sombra del imponente volcán homónimo, la ciudad de Tequila es un punto de partida perfecto para llegar a la cima de aquél, a sólo 16 kilómetros de distancia desde ahí. Una vez arriba, a casi 3,000 metros sobre el nivel del mar, además de las gloriosas vistas, se pueden admirar los especímenes de flora que sólo se ven a esta altura y las 60 diferentes especies de aves que circundan sus cielos. La zona también es frecuentada por venados, coyotes, armadillos y otros animales. De regreso habrá que premiarse con unos buenos tragos de la bebida tradicional.

Pueblo Mágico

   

Patrimonio Mundial

 

No sólo los bienes inmuebles son considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por extraño que parezca, el paisaje agavero de la tierra madre del tequila es uno de los primeros panoramas culturales que han entrado en la lista de sitios protegidos. Por supuesto, también las antiguas instalaciones industriales del poblado de Tequila fueron reconocidas como parte de dicho patrimonio. Una razón más para acercarse a contemplar los emblemáticos mares azules de magueyes que inundan esta región.

Patrimonio Mundial

   

Pueblo Mágico

 

Cuando el conquistador Cristóbal de Oñate fundó la villa de Tequila en 1530, jamás imaginó que los muros de piedra del Templo de la Purísima y los arcángeles metálicos, que los custodian, serían testigos de su designación como Pueblo Mágico. Más allá de su famosa bebida nacional, la ciudad encanta por sus tradiciones y costumbres, como la bendición de las nueve de la noche, cuando el cura sale luego de tres campanadas a bendecir al pueblo entero y todos dejan de hacer lo que están haciendo para levantarse y voltear en esa dirección.

pueblo

   

Símbolos nacionales

 

No sólo la mítica imagen del charro montado a caballo que llega a la cantina a tomarse un tequila ?sin duda un símbolo nacional?, sino también los jimadores, dedicados con afán a extraer el elixir de los agaves Tequilana Weber variedad azul, son originarios de Tequila. Y ni hablar del líquido transparente que llena los caballitos de todo el mundo. De manera que si lo que se busca es tradición mexicanísima hay que darse una vuelta por estos parajes y sus alrededores lo antes posible.

Símbolos nacionales

 

Grupos de Gestión
Agencias de Viajes