COMALÁ

turismo_premium

Podría sonar a lugar común, pero Comalá es la representación casi perfecta del pueblito mexicano, con sus muros de adobe bien cuidados y sus estrechas calles. Quien recorre este destino se siente, instantáneamente, transportado a otros tiempos. Y con buen ojo, los comaleños ha sabido explotar estos atractivos turísticos. En los portales de su plaza central pueden disfrutarse todo tipo de delicias y antojitos regionales. Además, es la puerta de entrada al majestuoso volcán de Colima.

Actividades

Pueblo Mágico

 

Definitivamente un Pueblo Mágico, Comala vive en el imaginario de los mexicanos. Por las calles empedradas y los muros de adobe, hasta la plaza poblada de limoneros, que sus habitantes llaman “El Pueblo Blanco de América”, es imposible olvidarse de las andanzas de Pedro Páramo. Y son esos paisajes rulfianos y la experiencia de sentarse en sus portales a comer botana, mientras se escucha la música en vivo del mariachi con arpa característico de estos lares, lo que vuelven indispensable la visita.

Pueblo Mágico

 

Sitios naturales

El legendario pueblo de Comalá es la entrada al Parque Nacional Nevado de Colima con más de 9,000 hectáreas de barrancas, cañadas y lagunas para practicar el montañismo, o decidirse a asentarse unos días en plan de campista. Una excursión o un largo día de campo entre pinos, encinos y oyameles pueden ser la oportunidad de ver algún representante de la fauna de la zona, habitada por halcones, pumas, armadillos, venados, mapaches, linces y diversas especies más.

Sitios naturales