ZIRAHUÉN

Un verdadero paraíso para los amantes de los deportes al aire libre y de la naturaleza, Zirahuén ?que en purépecha significa ?Espejo de los dioses? ? está plagado de leyendas y fantasía. Es un lago de tonalidades verdeazuladas, rodeado de espesos bosques de encinos y pinos. La simple contemplación de este paisaje, con los trinos de las aves como fondo musical, deja con la boca abierta al viajero. Aquí pueden practicarse la pesca, la natación, el buceo, el kayak y el veleo, así como ciclismo de montaña, caminatas y paseos a caballo.

Actividades

Sitios Naturales

 

La belleza natural de Zirahuén es abrumadora, pero no se conforma con sorprender a los visitantes, también los pone en actividad. El lago exige paseos en kayak o en lancha de remos, esquí acuático o pesca deportiva. Los bosques aledaños requieren caminatas y, para los más valientes, una probada a las tirolesas de más de 300 metros de largo que cruzan el lago a 80 metros de altitud y a los puentes colgantes entre los árboles. Para no exigirle tanto a las piernas, se rentan caballos y hay rutas de ciclismo.

turismo_premium

Tesoros de México

 

Seguramente fueron los tonos que van del azul al verde jade de este lago y sus constantes cambios de matiz los que indujeron a los antiguos purépechas a llamarle Zirahuén, que en la hermosa lengua prehispánica significa ?espejo de los dioses?. La sorprendente belleza de este cuerpo de agua, que se cuenta es resultado de las lágrimas de la princesa Eréndira tras ser raptada por uno de los conquistadores españoles, es un invaluable tesoro de México.

turismo_premium