Calle Granada 15 - 08100 Mollet del Vallés (Barcelona) +34 935934652 +34 935938009 - amejicoaviamex@hotmail.es
Inicio   | Rutas   | Mapas   | Información   | Opiniones y Sugerencias   | Contacto  


HISTORIA DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSÍ

La zona media de San Luis Potosí fue una zona poblada, en la época prehispánica, por las culturas pame y otomí. Estas culturas -como en toda frontera- compartían las formas de vida de ambas regiones. Es decir, compartían tanto la forma agrícola-sedentaria como la nómada-cazadora. Actualmente viven en la zona media culturas pame que se llaman a sí mismos xi'oi

Aviamex - San Luis e Mesquitique

El "Pueblo de San Luis Mesquitique" fue fundado el 3 de noviembre de 1592 en el lugar donde en 1583 Teresa de Jesús Ruiz Cruz había congregado a unos indios guachichiles, los cuales llegaron al territorio potosino en el siglo XV. El nombre de San Luis es en honor de San Luis Rey de Francia; posteriormente el Virrey don Francisco Fernández de la Cueva Duque de Alburquerque concedió que de Pueblo y Minas del Potosí se constituyera a la categoría de ciudad el 30 de mayo de 1656. Cambiando el nombre de Mesquitique por el de Potosí, en referencia a la riqueza de las minas del Cerro de San Pedro comparadas con las minas del Potosí en Bolivia.


Tiempo en San Luis Potosí

CLIMA

Existen diferentes climas a lo largo y ancho del municipio de San Luis Potosí: En la parte sur, el clima es seco templado y semi seco templado. Al norte: Seco semi cálido. En el centro, el clima es muy seco templado. La temperatura media anual es de 16.8ºC, con una máxima absoluta de 35ºC y una mínima absoluta de 7ºC. La temperatura cálida comprende de marzo a octubre y el periódo frío de noviembre a febrero.

UBICACIÓN

San Luis Potosí es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México. Se ubica en la región norte-centro del territorio nacional y ocupa un área muy amplia del altiplano mexicano. Su nombre oficial es Estado Libre y Soberano de San Luis Potosí y con su extensión territorial de 63, 068 Km es el decimoquinto estado por extensión de la República Mexicana. Está ubicado entre los 24°22' y 21°07' de latitud norte y 98°20' y 102°17' de longitud oeste. Colinda al norte con Coahuila y Nuevo León, al noreste con Tamaulipas, al este con Veracruz, al sureste con Hidalgo, al sur con Querétaro y Guanajuato, al oeste con Zacatecas y al suroeste con Jalisco.



MAPA DE SAN LUIS POTOSI

Mapa de San Luis Potosí con Aviamex Tours


Descargar Mapa de San Luis Potosí en alta resolución



SAN LUIS POTOSI

La Ciudad de San Luis Potosí se ubica en la región central de la República Mexicana, en el estado del mismo nombre, a 190 km de la Ciudad de Zacatecas, en una región de gran variedad climática que le proporciona una temperatura promedio anual de 17°C.

Aviamex - San Luis Potosi

Conocida como la "Ciudad de los siete barrios", San Luis Potosí destaca por sus bellas muestras arquitectónicas que sintetizan estilos como el neoclásico y el barroco, a través de edificios como: el Teatro de la Paz y el Templo de San Francisco, así como por sus interesantes museos, entre ellos el "Federico Silva", primero en escultura contemporánea en Latinoamérica. En la zona Media podrás descubrir bellos parajes naturales como la Laguna de Media Luna, ideal para practicar el buceo, el campismo y el ecoturismo. En la Huasteca, el Sótano de las Golondrinas, increíble abismo de 512 m de profundidad y el Sótano de las Guaguas, cuya bóveda de 291 metros de altura es una de las más grandes del planeta, y; en el Altiplano, el "pueblo fantasma" de Real de Catorce, antigua población minera llena de magia y leyenda. Todos estos sitios, combinados con su rica tradición gastronómica de herencia mestiza, sus balnearios y su vida nocturna, que la presencia del turismo nacional e internacional, hacen de San Luis Potosí un lugar difícil de olvidar.


RUTA POR LOS ALREDEDORES


Ruta a Real de Catorce. Saliendo de la ciudad de San Luis Potosí tome la carretera núm. 57 rumbo a la población de Matehuala, ubicada a 190 km hacia el norte.

Aviamex - Real de Catorce

Aquí podrá visitar el Templo de la Concepción, de estilo románico de cantera gris, cuya arquitectura se asemeja a la del Templo de San José de Lyon, en Francia. De ahí podrá tomar la carretera núm. 62, hasta el km 36 donde se encuentra una desviación hacia la población de Real de Catorce, ubicada a 257 km al norte de San Luis Potosí, un verdadero pueblo fantasma lleno de magia y leyendas que evocan su antiguo esplendor minero. Para entrar a él es necesario atravesar por un túnel de 2 km (el túnel de Ogarrio), de un solo carril. En este lugar podrá visitar la Iglesia de la Purísima Concepción, de estilo barroco, su Palenque de gallos, con asientos labrados en cantera, y donde actualmente se realizan este tipo evento y espectáculos artísticos, la Plaza de Toros y el Panteón Municipal, ubicado en la calle Zaragoza, una de sus construcciones más antiguas de la localidad.



Leyenda de la Dama que visita los 7 Templos

Se cuentan muchas historias. Cosas que pasan en las calles viejas y en el panteón viejo de San Luis Potosí. Sobre todo la leyenda de la dama del taxi. A decir verdad se le conoce de diferentes formas a esta leyenda. Cuenta la leyenda que una madrugada a un taxista le hizo la parada una mujer justo afuera del pateón del saucito (el panteón mas viejo de San Luis). A el taxista se le hizo raro que a esas horas estuviera una mujer sola y por esos rumbos, asi que la subio.

Ella le pidio que la llevara a los templos: San MIguelito, San Sebastian, Tlaxcala y otros más. Ella se detenia afuera de la iglesa como rezando. Y terminando el recorrido, le pidió que la llevara otra vez a donde la habia subirdo. A el taxista se le hizo muy raro, pero asi lo hizo. Ya estando fuera del panteón, ella le dio una medalla de oro y una dirección diciendole que fuera a cobrar por el recorrido a la persona que le abriera.

Ya de mañana el taxista, así lo hizo, toco a la puerta lo atendieron, el explicó que una mujer le habia pedido ese recorrido por las iglesias, después le dio la dirección y la medalla, diciéndole que con esa medalla ellos sabrían de quien se trataba y que pagaría. Pero la persona que lo atendió le dijo que no podia ser posible pues ella ya habia muerto. Nunca se ha podido saber si esta historia fue del todo real, pues el taxista mencionado, después de eso cayó enfermo y murio al poco tiempo. Pero de que es una historia muy sonada sobre todo entre los taxista lo es y la verdad que pasar por el panteón en las madrugadas es para poder creer tanto esa como otras historias más que se cuentan.

Fuente: e-Mexico Leyendas Mexicanas



LEYENDA DEL ENCUENTRO CON EL ESPÍRITU DEL HÍKURI (PEYOTE)

Cuentan los ancianos, que hace mucho, mucho tiempo en la sierra huichola se reunieron los abuelos para platicar de la situación en la que se encontraban. Su gente estaba enferma, no había alimentos, ni agua, las lluvias no llegaban y las tierras estaban secas. Decidieron mandar de cacería a cuatro jóvenes de la comunidad, con la misión de encontrar alimento y traerlo a su comunidad para compartir fuera mucho o poco. Cada uno representaba un elemento, es decir el fuego, el agua, el aire y la tierra.

A la mañana siguiente emprendieron el viaje los cuatro jóvenes, cada uno llevando su arco y su flecha. Caminaron días enteros hasta que una tarde de unos matorrales saltó un venado grande y gordo. Los jóvenes estaban cansados y hambrientos, pero cuando vieron el venado se les olvidó todo; comenzaron a correr detrás de él sin perderlo de vista.

El venado veía a los jóvenes y se compadeció. Los dejó descansar una noche y al día siguiente los levantó para seguir con la persecución. Así transcurrieron semanas hasta que llegaron a Wirikuta (desierto de San Luis Potosí y camino sagrado de los huicholes). Estaban justo en la puerta al lado del cerro de las Narices, en donde habita un espíritu de la tierra y vieron al venado que brincó en esa dirección. Ellos juraban que se había ido por ahí, lo buscaron pero no lo hallaron. De pronto uno lanzó una flecha que fue a caer en una gran figura de venado formada en la tierra de plantas de peyote. Todas juntas brillaban con el sol, como esmeraldas mirando a una dirección. Confundidos los jóvenes con lo sucedido, decidieron cortar las plantas que formaban la figura del venado (marratutuyari) y llevarlas a su pueblo. Después de días de camino llegaron a la sierra huichola donde los esperaba su gente. Se presentaron de inmediato con los abuelos y contaron su experiencia. Comenzaron a repartir el peyote (híkuri) a todas las personas que después de un rato los curó, alimentó y les quitó la sed. Desde ese momento los huicholes veneran al peyote que a mismo tiempo es venado y maíz, su espíritu guía. Así cada año, hasta nuestros tiempos, siguen andando y peregrinando, manteniendo viva esta ruta de la sierra huichola hasta Wirikuta, para pedirle al Dios lluvias, sustento y salud para su pueblo. Pampariusi (gracias en la lengua Wirrarika).



Fuente: Proserpina Real


Leyenda Huesteca

En toda la Huasteca existen infinidad de historias, mitos, leyendas y cuentos relacionados con los fenómenos naturales, como las lluvias, las sequías, los incendios forestales. Muchos de esos relatos contienen elementos ricos en mitología y dan explicaciones del porqué de las cosas, o bien, dejan una enseñanza.

Los ancianos de Huehuetlán todavía cuentan que hace muchos, pero muchos años, en la cima del cerro Tamáb vivía una pareja sin hijos. El hombre cultivaba maíz en sus milpas, las cuales daban cosecha todo el año porque siempre había humedad en sus tierras. La gente de los llanos estaba muy preocupada: como abajo llovía muy poco, las cosechas eran malas, y por ende, sufrían por escasez de comida y para colmo, los ríos tenían muy poco caudal. Sabían que el hombre de Tamáb bajaba al valle a vender su maíz, y como esto les provocaba envidia, aquellos habitantes acordaron celebrar una asamblea, para lo cual esperaron al hombre con su cosecha: querían hablar con él. Le preguntaron por qué él sí recibía lluvia en sus tierras y ellos no. El hombre les explicó sus razones, pero la gente no le creyó y lo metieron a la cárcel.

Al cabo de varios días, tocó el turno del gobernador para interrogarlo y el hombre dijo que si lo dejaban libre, él se encargaría de mandarles la lluvia. Nadie de las autoridades creía que ese hombre pudiera hacer tal cosa, porque ignoraban que en realidad era un Mám, un «señor de las tormentas». Aunque los facultados para otorgarle la libertad se mostraban renuente de hacerlo, el gobernador accedió a que el hombre volviera a su casa con la promesa de enviarles bastante lluvia. El hombre Mám llegó a su hogar, en la cima del cerro Tamáb, y encontró a su esposa muy preocupada por su larga ausencia. Él le explicó todo lo ocurrido y le dijo que se había comprometido a mandar suficiente lluvia a la gente de los llanos. Su mujer estuvo de acuerdo.

Efectivamente, esa tarde llovió en las partes bajas de la sierra, pero los habitantes quedaron inconformes y querían más y más agua para sus cultivos y para los ríos. Entonces decidieron subir al cerro para hablar de nuevo con el hombre Mám. Llegaron muy de madrugada, pero como él estaba ausente en esos momentos, maltrataron a la mujer porque su marido les había enviado muy poquita lluvia. Cuando el hombre Mám regresó a su hogar esa noche, encontró a su mujer llorando. Ella le explicó lo ocurrido y, como respuesta a la falta de gratitud de la gente, él hizo que las nubes bajaran de Tamáb y se descargaran con furia en los llanos. Por días y días llovió como nunca antes; los ríos se desbordaron y los habitantes se vieron obligados a huir porque la corriente arrasó con sus casas. Mientras tanto, en el cielo estaba Dios observando los acontecimientos y decidió llamar la atención al hombre Mám. Envió por él a varios de sus ayudantes, quienes bajaron a la Tierra y batallaron mucho para convencerlo, pues él intuía que lo iban a regañar. Sin embargo, una vez en el cielo, el hombre Mám rindió cuentas, pero Dios no quedó muy convencido y dijo que le iba a dar un castigo.

Así, Dios envió al hombre Mám a las tierras del norte hasta que aceptara su obligación, tanto de mostrar bondad hacia los humanos como de no abusar de su condición divina de controlar las tormentas. A la esposa la dejó viviendo en el cerro Tamáb. Pero resulta que, como el norte es un lugar muy solo y frío, en vez de que el hombre Mám aprendiera la lección, se volvió muy vengativo y por esa razón cada año él provoca los huracanes. No obstante, siempre pasa a visitar a su esposa y le deja buenas lluvias para que el maíz siga creciendo.


Fuente: Blog de Homero Adame


Válido HTML 4.0 Transitional

Válido CSS

©2009 Aviamex Tours de México - Todos los derechos reservados | condiciones generales

Motigo.com

©2009 Aviamex Tours de México

Escudo de San Luis de Potosi

Escudo de San Luis de Potosí

Imágenes de San Luis Potosi
Horario San Luis Potosí
Rutas México
punto a punto

Estados de México
Yucatán
Guerrero
Oaxaca
Campeche
Queretaro
Quintana Roo
Veracruz
Chiapas
Puebla
Tlaxcala
Tabasco
Morelos
Distrito Federal
Estado de México
Colima
Hidalgo
Michoacán
Guanajuato
San Luis Potosí
Jalisco
Aguascalientes
Tamaulipas
Zacatecas
Nayarit
Nuevo Leon
Coahuila
Durango
Sinaloa
Chihuahua
Sonora
Baja California Norte
Baja California Sur
Aviamex
Eventos
Información
Cultura
Info Municipios
Historia
Programas Especiales
Convenciones
Grupos Culturales
Seminarios
Grupos Religiosos
Incentivos de Empresa
Reuniones Empresa
Congresos Científicos
Congresos Técnicos
Turismo sin Distinción
Grupos Arqueología
Aviamex
Ven y conoce San Luis Potosi
Hacer las vacaciones en México, un acierto,
conocer y disfrutar de San Luis Potosi, un éxito
Ven y conoce San Luis Potosi
En tus vacaciones a México no olvides visitar
San Luis Potosi
Aviamex
Viajes a San Luis Potosi
Viajes a San Luis Potosi
Viajes a San Luis Potosi